// Ramón CASAS CARBÓ (Barcelona, 1866 – 1932). “Retrato del General Weyler”. | Setdart Subastas
Setdart Subastas, contactanos en los Telf: +34 932 463 241 Y 936 247 055 Y en Madrid 91 764 73 26
 
 

Ramón CASAS CARBÓ (Barcelona, 1866 – 1932). “Retrato del General Weyler”.

34004233-(100)

Lote en subasta:

CASAS CARBÓ, Ramón (Barcelona, 1866 – 1932).
“Retrato del General Weyler”, 1915.
Óleo sobre lienzo.
Firmado y fechado en el ángulo inferior izquierdo.
Adjunta certificado de autenticidad emitido por Marçal Barrachina.
Medidas: 65 x 45 cm; 92 x 71 cm.


Obra catalogada en el libro de Isabel Coll “Ramon Casas, una vida dedicada a l’art. Catàleg raonat de l’obra pictòrica” (Barcelona; El Centaure Groc, 1999).

 

En este retrato Casas representa a Valeriano Weyler y Nicolau (Palma de Mallorca, 1838 – Madrid, 1930), aristócrata, político y militar, marqués de Tenerife y duque de Rubí, grande de España, capitán general de Cuba durante la sublevación de José Martí y Máximo Gómez. Fue asimismo famoso por su denostada política de Reconcentración. Se graduó a los veinte años como teniente en la Academia de Infantería de Toledo. Diplomado en Estado Mayor, fue ascendido a comandante con sólo veinticuatro años, y destinado a Cuba primero y más tarde a Santo Domingo. Fue condecorado con la Cruz Laureada de San Fernando, y participó en las Guerras Carlistas y en la Guerra de la Independencia cubana. Además de capitán general de Cuba lo fue, años antes, de Canarias y de Filipinas. Retirado de Cuba en 1897, cuando Sagasta sustituyó al asesinado Cánovas, Weyler fue nombrado capitán general de Cataluña, y en 1909 reprimió con dureza las protestas y altercados durante la Semana Trágica de Barcelona. Ministro de Guerra en tres ocasiones, simultaneando una de ellas con el Ministerio de Marina, fue Senador vitalicio por designación real. Se opuso a la dictadura de Primo de Rivera, interviniendo en la Sanjuanada contra el dictador, quien lo detuvo pero no se atrevió a encarcelarlo, aunque lo condenó al ostracismo, conservando su nombre sólo la Plaza Weyler de Tenerife.

Destacado pintor y dibujante, Casas se inicia en la pintura como discípulo de Joan Vicens. En 1881 realiza su primer viaje a París, donde completó su formación en las academias Carolus Duran y Gervex. Al año siguiente participa por primera vez en una muestra en la Sala Parés de Barcelona, y en 1883 presenta, en el Salón de los Campos Elíseos de París, un autorretrato que le valió la invitación para convertirse en miembro del salón de la Societé d’Artistes Françaises. Los siguientes años los pasa viajando y pintando entre París, Barcelona, Madrid y Granada. En 1886, aquejado de tuberculosis, se asienta en Barcelona para recuperarse. Allí entra en contacto con Santiago Rusiñol, Eugène Carrière e Ignacio Zuloaga. Tras un viaje recorriendo Cataluña junto a Rusiñol, en 1889, Casas regresa con su amigo a París. Al año siguiente participa en una colectiva en la Sala Parés, junto con Rusiñol y Clarasó, y de hecho los tres continuarán realizando exposiciones conjuntas en dicha sala hasta la muerte de Rusiñol en 1931. Sus obras de este momento se encuentran a medio camino entre el academicismo y el impresionismo francés, en una suerte de germen de lo que sería más tarde el modernismo catalán.

Su fama continúa extendiéndose por toda Europa, y realiza exposiciones de éxito en Madrid y Berlín, además de participar en la Exposición Mundial de Chicago de 1893. Casas se establece definitivamente en Barcelona, inmerso en el ambiente modernista, aunque sigue viajando a París para los salones anuales. Financió el local que sería punto de referencia para los modernistas, el café Els Quatre Gats, inaugurado en 1897. Dos años después organiza su primera muestra individual en la Sala Parés. Mientras crecía su fama como pintor, Casas empezó a trabajar como diseñador gráfico, adoptando el estilo Art Nouveau que llegó a definir al Modernismo catalán. En los años siguientes se suceden sus éxitos: presenta dos obras en la Exposición Universal de París de 1900, gana un premio en Múnich en 1901, varias de sus obras quedan en la exposición permanente del Círculo del Liceo, realiza diversas muestras internacionales y, en 1904, obtiene el primer premio en la Exposición General de Madrid. Está representado en el Museo del Prado, el Nacional de Arte de Cataluña, el Nacional Reina Sofía, el Thyssen-Bornemisza, el de Montserrat, el Cau Ferrat de Sitges, el Camón Aznar de Zaragoza y los de Arte Contemporáneo de Barcelona y Sevilla, entre muchos otros.

 

ACCEDE A LA SUBASTA

 

 

Tags: ,

 

Más entradas en Lotes Selectos

 
 

Compartir esta entrada



 
 
 
 

Añadir un comentario

required

required

optional


 
 
Síguenos

Recibe las nuevas entradas de este blog en tu mail.

Únete a nuestros seguidores: