// Giovanni Antonio BURRINI (Italia, 1656 – 1727). "Audiencia del rey Felipe II". | Setdart Subastas
 
 

Giovanni Antonio BURRINI (Italia, 1656 – 1727). “Audiencia del rey Felipe II”.

Lote en subasta:

35017153-(100)

BURRINI, Giovanni Antonio (Italia, 1656 – 1727).
“Audiencia del rey Felipe II”.
Óleo sobre lienzo.
Medidas: 264 x 170 cm; 295 x 205 cm (marco).
Procedencia: Palacio Albergati Capacelli di Zola, Bolonia.
Obra referenciada y publicada en los siguientes libros:
Colnaghi, “Primaticcio to the Gandolfis”, Londres, 1987.
“Descrizione del Palazzo Albergati Capacelli e Delle Pitture con piante”, 1857 pg. 19-20, nº 14.
N. Roio, “Per Barbara Burrini Pittrice Bolognese. Accademia Clementina/Atti e Memoria”, NS 27, pg. 67.

 

Este cuadro es un documento histórico que representa al embajador Fabio Albergati recibido por Felipe II, mientras un artista ejecuta en secreto su retrato, bajo las órdenes del rey. Se trata de un gesto político destinado a fortalecer los lazos entre ambos países. Al pie, la inscripción: “PHILIPPUS II. HISP. REX FABIUM ALBERGATI EQUESTRIUM SCRIPTOREM CELEB: SIBI / A GREGORIO XIII. P.M. LEGATUM INVITUM CLAM PINGI CURAVIT 1574”. Fabio Albergati (1538-1606) fue un diplomático y escritor italiano, conocido por sus teorías políticas y morales, al servicio de Jacopo Boncompagni, hijo ilegítimo del papa Gregorio XIII.

Nacido en Bolonia en 1656, debido a sus grandes facultades Burrini obtuvo los más sobresalientes encargos de la época, compartiendo clientela con Luca Giordano y Pietro da Cortona, y es actualmente considerado el mejor pintor de la escuela boloñesa de hacia 1700. Fue asimismo un personaje destacado de su momento, y ejerció gran influencia en las altas esferas de la política italiana del siglo XVII. Desarrolló un lenguaje plenamente barroco, caracterizado por su intenso colorido y por su dramatismo impetuoso y apasionado, opuesto al frío refinamiento de contemporáneos suyos como Carlo Cignani o Marcantonio Franceschini, cuyo estilo imperaba entonces en la escuela boloñesa. De hecho, Burrini fue el iniciador de la corriente neoveneciana que dominará la pintura en Bolonia a finales del siglo XVIII. Se formó en el taller de Domenico Maria Canuti, uno de los más dotados pintores decorativos de la tradición boloñesa. Su talento atrajo pronto al grabador Giulio Cesare Venenti, quien le alojará en su casa y le dará trabajo como dibujante.

En esta época Burrini emprende la formación típica de los pintores boloñeses de la época: la copia de las obras más célebres de los Carracci y de sus principales seguidores, que se conservaban en Bolonia. En abril de 1672 su maestro Canuti parte hacia Roma, por lo que Burrini pasó al taller de otra personalidad del primer plano de la escuela boloñesa, Lorenzo Pasinelli. Este maestro le pondrá en contacto con el público sofisticado que Burrini buscaba, ansioso de obras bellas y refinadas. Seguramente será poco después, hacia 1675, cuando realice su viaje a Venecia. Allí contempló con fascinación las obras de Veronés y Tintoretto, cuya influencia será patente ya en el resto de su obra. Burrini también admiró a Pietro da Cortona y Luca Giordano, de quienes pudo ver algunas obras en Florencia. Al poco de regresar a Bolonia comenzará a recibir sus primeros encargos como artista independiente, entre los que cabe destacar una “Adoración de los Magos” pintada para monseñor Ratti, que tras ser enviada a Roma fue alabada por Carlo Maratti, cabeza de la escuela romana de la época.

Por estos años fue amigo de Giuseppe Maria Crespi, con quien compartió taller, y trabajó tanto en Bolonia, donde pasó la mayor parte de su vida, como en Turín (para los Saboya-Carignan), Zola Predosa y en Novellara. Activo participante de la vida cultural boloñesa, en 1709 fue uno de los fundadores de la Academia Clementina. Como pintor religioso realizó importantes obras como el “Martirio de Santa Eufemia” (1686, Santa Eufemia de Rabean), el “Martirio de Santa Catalina” (Santa Caterina di Saragozza, Bolonia) o la “Virgen con los santos Petronio y Dionisio Areopagita” (1684, iglesia parroquial de Monghidoro). También realizó pinturas al fresco en palacios como el Ruini y el Alamandini de Bolonia o la Villa Albergati en Zola. Actualmente está representado en el Museo del Louvre, la Pinacoteca Nazionale de Bolonia, el Museo de Varsovia, la Colección Ghisleri, el Fogg Art Museum de Cambrigde (EE.UU.), el York Museums Trust y otras colecciones tanto públicas como privadas.

 

ACCEDE A LA SUBASTA

 

 

 

 

Tags: ,

 

Más entradas en Lotes Selectos

 
 

Compartir esta entrada



 
 
 
 

Añadir un comentario

required

required

optional


 
 
Síguenos

Recibe las nuevas entradas de este blog en tu mail.

Únete a nuestros seguidores: