Written by admin

GLEICH, John (Alemania, 1879 – ?), Lote 33007615

33007615

GLEICH, John (Alemania, 1879 – ?).
“Diana de caza con sus ninfas”.
Óleo sobre lienzo.
Firmado en el ángulo inferior derecho.
Medidas: 70 x 112 cm; 94 x 125 cm (marco).

John Gleich se dedicó principalmente a la pintura de paisajes, marinas y temas de figura, tanto de costumbres como orientalistas. También practicó la arquitectura. Durante sus primeros años trabajó como comerciante, por lo que su formación fue prácticamente autodidacta.
En 1909 realizó una viaje de estudios a Oriente, pasando por Sri Lanka y la India, donde tomó apuntes del natural y realizó multitud de obras inspiradas en la vida cotidiana y los rincones emblemáticos de la zona. Gleich vivió en Schöneberg, en Berlín, pero también en Barcelona, donde realizó gran cantidad de lienzos con temas de paisajes, marinas y retratos, además de varias decoraciones murales, como es el caso de la Residencia de Oficiales, en Pedralbes. Mostró su obra en numerosas exposiciones individuales, especialmente en Hamburgo. Está representado en el Museo de Schöneberg y en el MACBA de Barcelona.
En este lienzo Gleich, a través de un lenguaje netamente moderno que denota influencias del simbolismo y el modernismo, aborda un tema clásico muy del gusto de la clientela de la época, centrado en la figura de la diosa romana Diana en su aspecto de cazadora. Aquí vemos a la diosa vestida con una túnica corta, cuyo tono rojo encendido atrae inmediatamente nuestra mirada y la centra en esta, la figura más importante de la imagen.
Siguiendo la intención realista propia del simbolismo, que buscaba reflejar el mundo de la literatura, la mitología y la fantasía a través de un lenguaje inteligible y naturalista, alejado de la idealización de épocas pasadas, Gleich presenta a Diana con un pecho desnudo, como la describen las antiguas fuentes, un detalle que va más allá de la simple representación erótica e incide en el carácter salvaje de esta diosa virgen. Sus ninfas, que la acompañan en la caza, también aparecen semidesnudas, en posiciones orgullosas y enérgicas, de gran dinamismo y elegancia.
Diana aparece asimismo acompañada por dos perros de caza, que corren desbocados ante la vista de la presa que, aunque queda fuera del marco, sabemos que Diana acaba de abatir. De hecho, la diosa aparece captada en el instante justamente posterior al disparo, con las manos aún en posición de lanza la flecha, el cuerpo arqueado y la mirada fija en su objetivo.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies