// Pareja de mesas Imperio. España, hacia 1820. | Setdart Subastas
Setdart Subastas, contactanos en los Telf: +34 932 463 241 Y 936 247 055 Y en Madrid 91 764 73 26
 
 

Pareja de mesas Imperio. España, hacia 1820.

35015792-(100)

Lote en subasta:

Pareja de mesas Imperio; España, hacia 1820.
Caoba y madera dorada, con tablero de mármol.
Medidas: 66 x 47 x 38 cm.

 

Pareja de mesitas Imperio en caoba, con un bello veteado que queda realzado por los volúmenes rotundos, típicos de este lenguaje, de aristas vivas y líneas regulares. Cuentan además con elementos tallados y dorados: pies en forma de garra felina y cariátides en forma de hermes alados, con alas de mariposa, torso masculino, rostro femenino y parte superior del cuerpo vegetalizada. Sobre sus cabezas se sitúan cuatro capiteles de inspiración egipcia, una de las grandes fuentes ornamentales del estilo Imperio, que determinan una superficie mixtilínea del tablero, compuesto por una placa de mármol blanco de expresivo veteado. Las patas, inspiradas en el antiguo mobiliario grecolatino, parten en recto para curvarse hacia la chambrana ovalada inferior, de la que parten, en una curva opuesta hacia el exterior, los cuatro pies rematados en garra. En su frente y en uno de los laterales, bajo el tablero, se sitúan dos cajones de frente liso, sin molduras ni tallas que interrumpan la unidad ornamental establecida por la chapa de caoba, con cerradura independiente.

El lenguaje Imperio se gesta en Francia a finales del siglo XVIII, incluso antes de la Revolución Francesa. Así, veremos ya en esos años, en los Directorio y Consulado, muebles más severos en sus formas, con hincapié en el aspecto arqueológico a nivel decorativo. No obstante, el Directorio y el Consulado no son sino la creación del estilo Imperio, lenguajes de transición sin una clara identificación estilística: el Directorio puede confundirse a veces con el Luis XVI, y el Consulado con el Imperio, y a veces incluso puede ser difícil distinguir entre Directorio y Consulado. Ya a partir de 1800 sí existirá un estilo Imperio completamente formado; su límite no está claramente definido, pero en general se considera que no perdura más allá de 1815 en la corte francesa (sí en centros periféricos y en otros países). En la época de Luis Felipe se podrá hablar de un estilo subclásico, una pervivencia del estilo Imperio en muebles ya de menor calidad.

El estilo Imperio alcanzará su esplendor en el entorno de Napoleón; como Luis XIV, construirá en torno a sí mismo toda una escenografía para realzar su persona. Tal y como hizo Le Brun para Luis XIV, para Napoleón trabajarán Percier y Fontaine, arquitectos oficiales del emperador y auténticos creadores del pleno estilo Imperio, que en sus manos será un lenguaje de aparato, grandioso y escenográfico. Sin embargo, el Imperio no es un lenguaje unitario ni siquiera en la obra de Percier y Fontaine; existió también un segundo estilo Imperio relacionado con el entorno privado del emperador, y que también se extenderá fuera de la corte. Será este un estilo mucho más sencillo, más cercano al Antiguo Régimen y al estilo Luis XVI, con un mobiliario más intimista y ligero aunque igualmente creado por Percier y Fontaine. Por lo tanto, el Imperio es un mueble de arquitecto, y se caracterizará por las estructuras arquitectónicas hasta en piezas poco dadas a ello como los sillones.

Respecto a los materiales, en el mueble Imperio predominará la caoba, con distintos cortes y veteados, y sobre ella suele destacar el bronce (más tarde, también la madera tallada y dorada), el de más calidad de la historia de la ebanistería francesa, con un fino cincelado de aspecto frío, perdiendo el aspecto graso de los bronces del siglo XVIII. Respecto a las tapas, se utilizará principalmente el mármol, así como otras piedras duras, y ahora se preferirán las de textura vista o de veteado suave, como aquí vemos. Por otro lado, desaparecen casi totalmente las molduras, todos los volúmenes serán de aristas vivas, y se chapeará de acuerdo a ello. Este es el aspecto más moderno del estilo Imperio, la búsqueda de volúmenes simples, y ejercerá una importante influencia en el siglo XX, en estilos como el Art Déco o los funcionalismos. Finalmente, es un mueble en el que hay muy poca marquetería en general, es algo pasado de moda, y también se reduce la talla, a no ser que juegue el mismo papel que los bronces.

 

ACCEDE A LA SUBASTA

 

 

Tags: ,

 

Más entradas en Lotes Selectos

 
 

Compartir esta entrada



 
 
 
 

Añadir un comentario

required

required

optional


 
 
Síguenos

Recibe las nuevas entradas de este blog en tu mail.

Únete a nuestros seguidores: