Written by admin

Segundo MATILLA MARINA (Madrid, 1862 – Teià, Barcelona, 1937). “Barca en la playa”.

35017204-(100)

Lote en subasta:

MATILLA MARINA, Segundo (Madrid, 1862 – Teià, Barcelona, 1937).
“Barca en la playa”.
Óleo sobre lienzo.
Firmado en el ángulo inferior derecho.
60,5 x 98 cm; 85,5 x 123 cm (marco).

 
En esta obra Segundo Matilla nos ofrece un melancólico y evocador paisaje, muestra del lirismo de lo cotidiano, de la poesía oculta tras el paisaje conocido y cercano. Desarrolla una composición de gran sencillez, basada en el plano horizontal de la tierra, que delimita las dos mitades del cuadro, diferentes en amplitud. De hecho, tras la estrecha y brillante franja del mar se alza un amplio celaje trabajado con una sensibilidad exquisita a base de ligerísimas variaciones tonales y puntos de luz, reflejando con naturalismo y poesía la imponente belleza del cielo del amanecer, su doble cualidad fría en la atmósfera y cálida en la luz, perfectamente armónica. En los primeros planos este cielo omnipresente se multiplica a través de los reflejos en el agua, lisa como un espejo y trabajada con una levedad que busca el contraste con la solidez de la tierra, de tonalidades más oscuras y opacas.

Pese a ser madrileño de nacimiento, Matilla se formó y desarrolló su carrera en Barcelona. Cursó estudios de Bellas Artes en la Lonja de Barcelona, bajo la dirección de Antonio Caba. Participó en numerosas muestras, como la Exposición Internacional de Barcelona en 1891, 1894, 1896 y 1898 (mención de honor en 1891), las Exposiciones de Arte de la misma ciudad en 1918 y 1919, y en el Salón de París de 1897. Ese mismo año obtuvo una mención de honor en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid. Destacan entre sus exposiciones individuales las celebradas en el Salón Vilches de Madrid (1915) y, en Barcelona, en la sala Parés (1914) y las Galerías Pallarés (1942), esta última un homenaje póstumo. Varias de sus obras allí expuestas fueron compradas por el Museo de Arte Moderno de Madrid, y otras muchas se exportaron a América. Alcanzó gran éxito de público y crítica gracias a sus paisajes del Ampurdán, Camprodón, Port de la Selva y Cadaqués.

Pintor dotado de asombrosa habilidad, de acusada personalidad llena de sensibilidad, con dominio del dibujo y de la técnica pictórica y con desbordante capacidad de trabajo, Segundo Matilla fue un excelente pintor que cultivó absolutamente todos los géneros, siendo un gran paisajista y marinista, pintando retratos de gran calidad, especialmente de personajes del mundo de la farándula, y siendo además muy apreciados sus floreros y bodegones. Sus cuadros de temas taurinos, pintado con gran espontaneidad y llenos de movimiento, demuestran su gran afición por el arte de Cúchares. Realizó siempre una pintura totalmente inteligible y sin complicaciones reflexivas de ninguna clase, ignorando absolutamente todas la corrientes artísticas de su época. Su obra se encuentra en distintos museos, como el mencionado de Arte Contemporáneo de Madrid, el Museo del Prado, el Pablo Gargallo de Zaragoza y el Nacional de Arte de Cataluña, así como en importantes colecciones privadas internacionales.

 

ACCEDE A LA SUBASTA

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies