Giordano sin el velo del tiempo.

?El tiempo también pinta? con esta frase asentía Francisco de Goya tras una mala restauración de unos cuadros de Rubens de la colección Real. Según su idea, el tiempo era capaz de modificar poco a poco el aspecto de las obras y conseguir dotarles de un nuevo aire más sutil y misterioso. Las capas de misterio que acaban envolviendo las obras en producto del efecto de muchos factores.  Uno de ellos por ejemplo sería el efecto del humo de las chimeneas y las velas en lámparas y candelabros que tanto se usaron hasta hace apenas un siglo.

Las obras con los siglos acaban siendo veladas y la oscuridad las envolvía dejando atrás la idea original del artista o todos los detalles de su composición. En el caso de «El Beso de Judas» el tiempo fue capaz de enmascarar tanto la obra que solo podían distinguirse unas sombras y siluetas desvanecidas.  La obra fue intervenida a finales del siglo XIX. En este proceso fue reentelado y se aplicaron considerables repintes en áreas como la casaca ocre del personaje den primer plano o en algunas áreas del fondo. Después las décadas que sucedieron oscurecieron la obra hasta su estado reciente.

Lote: 35216766. LUCA GIORDANO (Nápoles, 1634 ? 1705). "El prendimiento de Cristo".

El primer paso llevado a cabo por el equipo de restauración de Setdart fue delimitar unas áreas de intervención para evaluar lo posibles daños que se evidenciaban con la luz ultravioleta y así mismo limpiar dichas zonas para asegurar que efectivamente la obra estaba enmascarada.

Trabajos realizados por el equipo de restauración de Setdart .

El concienzudo trabajo fue revelando como poco a poco las malas intervenciones antiguas habían excedidos a los daños reales. Se eliminó el estucado superfluo y los repintes en partes sanas. El estado real de conservación verdadero fue una autentica sorpresa.  Los fondos que parecían una masa negra uniforme mostraron un paisaje lleno de detalles. Nuevos personajes salieron a la luz como los que se escondían en la parte superior. Si no se hubiera llevado a cabo esta intervención una obra maestra del joven Luca Giordano seguiría oculta. Es por ello que Setdart desde su conocimiento y dedicación ha motivado su restauración y dado a conocer una pieza de un alto valor artístico hasta ahora prácticamente en la oscuridad del tiempo.