Colección palacete de Barcelona. Subasta 20 Abril.

Su aspecto palaciego salta a la vista; techos de cinco metros, salón tras salón y cada uno con su uso, jardines, miradores, vidrieras, una recatada opulencia parisienne en el corazón de Barcelona.  Esa apariencia esconde algo más importante, un hogar. Así debemos de considerarla, como el hogar de una misma familia durante más de cien años. Generación tras generación todos sus habitantes han mantenido, vivido y conservado  el que era  su legado,  un histórico inmueble y la colección que este albergaba.

Como todas las historias todas tienen un comienzo y esta casa no sería menos. El pasado burgués de la familia es el fiel reflejo  de una época y sociedad que hicieron de Barcelona una de las principales ciudades de su tiempo.  El origen de la prosperidad económica se remonta hasta el siglo XIX cuando la saga familiar expande una industria textil cuya sede estaría en la mismísima Rambla de Cataluña.  No olvidemos  la bella época  donde todo tiene lugar, noches de ópera en el Liceo,  jardines y mansiones en el Ensanche, Gaudí y el Modernismo,  uno de los momentos que más  huella dejaron en la ciudad y que hoy en día son parte de su seña de identidad

La pujanza les permitió levantar una magnifica residencia siguiendo el gusto francés y a diferencia de los antiguos aristócratas que tenían que mantener su vieja herencia, los burgueses crearon desde su propio afán coleccionista un tesoro que ha seguido colgado década tras década de los mismos muros.  Podemos ver en fotografías antiguas un eco del esplendor de fiestas, puestas de largo, bodas y toda clase de veladas en sus estancias y a las obras de arte  que allí estaban como testigos mudos de tan maravillosos días.

Lote: 35244279. ANTONIO CASTILLO SAAVEDRA (Córdoba, 1616 – 1668). “Calvario”.

Puesta de largo, circa 1950. En el fondo se aprecian algunas piezas de cerámica y vidrio, en subasta en Setdart

La colección que encontramos  es un ejemplo del sentido personal  y gusto de los miembros de la familia. Por un lado, podemos observar el sentido de proteger y  poner en valor el patrimonio más local como podrían ser desde la pintura gótica o el lienzo con la Virgen de Monserrat hasta el valor de la artesanía antigua como fue la cerámica y vidrio catalanes.

Los antiguos maestros fueron un referente a la hora de  confeccionar el nuevo patrimonio. En el comedor principal de la casa preside  “el Baño de Betsabe” , un impresionante lienzo que al dorso esconde una pista de su incautación durante la contienda Civil y como debió de ser puesto a salvo por su relevancia.  Otra obra fundamental la encontramos en la biblioteca, Un lienzo de Antonio del Castillo y Saavedra, digno de estar en un museo. Una apreciación nada exagerada si tenemos en cuenta que una versión de esta obra se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Córdoba.

El legado de  una familia durante más de un siglo sale a la venta y a ojos del público de la mano de Setdart ofreciendo así una oportunidad única de poner en valor tanto la as personas que con tanto esmero han custodiado las obras y el  poder contemplarlas  en el mismo palacete donde estaban para desvelar aunque sea una pequeña parte de su vida e historia.

Lote: 35244272. Escuela Italiana de la segunda mitad del siglo XVII. Probablemente cercano a los modelos de ANDREA VACCARO (Nápoles, 1604 – Nápoles, 1670). “El baño de Betsabé”.
palacete1