Written by anaad

“Mi pequeño jardín” de Mayte Vieta, en subasta hasta el 7 febrero

Mi pequeño jardín... ACCEDE A SUBASTA

Mi pequeño jardín… ACCEDE A SUBASTA

33005976

VIETA, Mayte (Blanes, 1971).
“Mi pequeño jardín, el cerezo”. 2011.
Ed. 5+p/A.
Fotografía en papel impresión Fine Art Photo Rag 308 gr.
Marco de madera 20/40 lacado en blanco.
Metacrilato pass-partout, madera.
Se expedirá certificado de autenticidad a petición del comprador.
Medidas: 70 x 100 cm.
Mayte Vieta se diplomó en pintura y escultura en la Escuela Massana de Barcelona, aunque en los últimos años se ha centrado preferentemente en el discurso fotográfico, llevándolo más allá de sus límites formales y expresivos. Ha recibido numerosos premios (Cañada Blanch, De Fotografía Montrouge), becas (Banesto, Gencat de Creación y Pensamiento, Beca Endesa) y menciones de honor (Ciudad de Albacete, Pamplona…) Desde que en los noventa fue reivindicada como una de las nuevas promesas del arte español, ha ido consolidando un creciente reconocimiento y está representada en prestigiosas colecciones. Para citar algunas: Rafael Tous, La Caixa, Banesto, A. Vila Casas, Artium, Leopoldo Rodés, Museo de Teruel. Ha celebrado reiteradamente individuales con las galerías: Juan Silió de Santander, Galería dels Àngels de Barcelona, Galería Maior de Palma de Malorca,  Ana Vilaseco de Lisboa, Jorge Shirley de Portugal, entre muchas otras individuales como: “Cuerpos de luz” en la Fundació Miró (Espai 13, 2009) y Paysages oubliés en Genev´ArtSpace (Ginebra, 2012). Ha participado en ediciones consecutivas de Art Cologne y ARCO con galería dels Àngels, María Martín de Madrid, Palma 12 de Vilafranca, Fernando Silió, gal. Maior, entre otras.

“Mi pequeño jardín, el cerezo” formó parte de la exposición individual “La mirada transparente” (2011) que celebró en Gal. Maior de Palma y donde reincidía en su leitmotiv: el paso del tiempo, mezclándose el sentido geológico y mítico del tiempo con el tiempo biográfico, las vivencias y los recuerdos. La obra en cuestión forma parte de una serie fotográfica realizada en el transcurso de años en la que registró las fases de floración de un cerezo que el abuelo plantara en el jardín de su casa. Las etapas de maduración y los cambios climáticos quedan inextricablemente vinculados a las fases vitales del propio abuelo, a su deceso y a su recuerdo. El que sabe observar descubre en los detalles sutiles la evocación de esos simbolismos y correspondencias.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies