El espíritu rupturista del siglo XX protagoniza la subasta del próximo 16 de marzo.

En una época de profundas transformaciones, el terreno del arte inicia en el siglo XX una dinámica evolutiva de estilos que se suceden cronológicamente cada vez con mayor celeridad y que desembocan en las vanguardias artísticas, con una atomización de estilos y corrientes que conviven y se contraponen, se influyen y se enfrentan. La libertad y pluralidad que caracterizó la práctica artística contemporánea protagoniza nuestra próxima subasta del dia 16, en la que a través de las  mas de 100 obras reunidas, nos adentramos en la efervescencia creativa que revolucionó el mundo del arte para siempre.  En las primeras décadas del siglo, mediante el desarrollo y la evolución de algunas de las tendencias originadas a finales del siglo XIX cambió, radicalmente y de forma definitiva, el modo de concebir y entender el Arte. Y así, mientras los diferentes “ismos” se sucedían y solapaban a un ritmo vertiginoso, se produjo una ruptura progresiva e irreversible con la tradición artística académica.

En cuanto a la producción pictórica destacan nombres tan determinantes en el panorama artístico del Siglo XX  como  Torres García, Andy Warhol, Joan Miro, Picasso, Chillida o  Antoni Tàpies. A pesar de la heterogenoedad de sus expresiones plásticas, a  todos ellos  les une el  carácter revolucionario con el que interpretaron y expresaron  su particular visión del mundo y del arte. Sus obras son, sin lugar a duda, el resultado de un contexto histórico  cuyos conflictos políticos y sociales comportaron  un profundo sentimiento de necesidad por transformar los paradigmas bajo los que, hasta entonces, se había desarrollado la practica artística replanteando, tanto a nivel conceptual como técnico, la propia esencia de la creación. Sin embargo, en el espíritu rupturista  que les caracterizó existe en cada una de sus  propuestas un dialogo con la tradición que, de una u otra, nunca dejó de existir, incluso para manifestar sus diferencias frente a ella.

 

De este modo, en la evolución del lenguaje plástico de Torres García, Albert Glesizes, Andre Lothe, Joan Miró, o Manolo Valdés  podemos reseguir el sustrato de múltiples manifestaciones artísticas y filosóficas, cuyas raíces invocan, desde la esencia del arte primitivo más ancestral hasta la  influencia de los grandes clásicos de la historia, sometidos ahora al  tamiz estético y conceptual de las todopoderosas vanguardias históricas, como el fauvismo el cubismo o el surrealismo.

En lo referente a la práctica escultórica destaca la obra » homenaje a Newton» de Salvador  Dalí en la que el genio surrealista, otorgando una nueva perspectiva  al lenguaje estético desarrollado por Pablo Gargallo,   configura una pieza  fantasmagórica y onírica  en línea al estilo surrealista que lo definió. En ella, materia y espacio se imbrican par dar vida a unas formas corporales diluidas y diseccionadas que nos muestran la rotundidad del ser humano y su concepción espacial en el mundo que habita.

En cuanto a la producción  gráfica, el siglo XX supondrá una época de eclosión cuyo esplendor se manifiesta en nuestra subasta a través de artistas  tan emblemáticos como  Alexander Calder, Zao Wo Ki,  Joan Miró,  David Hockney o Andy Warhol. A partir de cada una de ellas, podemos seguir los preceptos bajo los cuales forjaron una identidad artística, en cuya configuración, la obra gráfica, lejos de ser considerada como una práctica

En definitiva, el recorrido que se dibuja en esta subasta,vislumbra la riqueza del torrente creativo del arte del siglo XX que ,como la historia nos ha demostrado,emerge  en su máxima expresiónde los  tiempos más  convulsos y determinantes para el rumbo de la humanidad.

Lote: 35251068. JOAQUIN TORRES GARCÍA. "Autorretrato", 1921.
Lote: 35120048 MANOLO VALDÉS BLASCO. “Conde Duque de Olivares”.
Lote: 35208089-. ANTONI CLAVÉ I SANMARTÍ “Derrière le Bouclier”, 1975.
Lote: 35120539. SALVADOR DALÍ I DOMÈNECH “Homenaje a Newton”, 1988.