Written by anaad

Carlos Evangelista, pureza formal, elegancia conceptual

Carlos Evangelista nos transmite la idea de perfección armónica combinando unidades modulares simples. Sus exploraciones de la belleza casi musical que emana de la figura geométrica en dos y tres dimensiones son capaces de trasladarnos de la esfera matemática a la espiritual.

Experimentador nato, el artista salamantino lleva décadas desbrozando un camino que lo lleva hasta la máxima depuración formal y elegancia conceptual. Flirteando con técnicas y materiales diversos, persevera en la búsqueda de ritmos esenciales de pálpito cósmico.

En una de las piezas escultóricas que estos días pueden adquirirse en Setdart Subasta, el artista materializa su idea plástica de la proporción aurea (véase 35172325),  mientras que en “Dobles círculos cerrados” (35172324) despliega un estudiado juego de llenos y vacíos.

. .

Carlos Evangelista (Salamanca, 1943) comenzó su formación artística de manera autodidacta, iniciándose en el ejercicio de la pintura en 1960. Años más tarde se trasladó a Madrid, donde entró en contacto con el ambiente artístico comenzando a colaborar en varios talleres y estudios de artes aplicadas. Fue a partir de este momento cuando comenzó una serie de relieves constructivistas, colaborando con la arquitectura de muchos edificios.

Su obra se caracteriza por un gran carácter polifacético especialmente en cuanto al soporte. Durante más de cuatro décadas su obra personal experimenta con diversos materiales, estudiando sus posibilidades intrínsecas formales y estructurales, preocupado por las interrelaciones entre las Bellas Artes y las artes aplicadas a la arquitectura y al entorno urbano en una perspectiva cercana al expresionismo abstracto sus esculturas muestran una interrelación entre las capacidades matéricas del material elegido y su capacidad para interactuar con el vacío, es decir con el espacio en el que habitan.

En su trayectoria Carlos Evangelista ha realizado exposiciones en galerías Kreisler, Múltiple 4.17, Meriem Meziam y Marita Segovia (Madrid), y en diferentes espacios de gran relevancia artística internacionales como la Galeria villa d’arte, en Colombia, Rauman museo en Finlandia o la 49 gallery en Nueva York, Además, ha llevado la dirección y comisariado de diferentes bienales y exposiciones, así como la realización de varias escenografías. Su obra ha sido reconocida con diversos galardones como el Premio Banesto en la Bienal de Zamora de 1971 y, entre otros, el Primer Premio Caja España de 2006. Sus creaciones forman parte de museos así como de colecciones públicas y privadas nacionales y extranjeras.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies