Written by anaad

Antonio Blanco, retrato a su esposa, hermosa bailarina balinesa

Se granjeó el sobrenombre de Dalí balinés, dado como era Antonio Blanco a una imaginación debordante, a un temperamento surrealista que al punto de instalarse en la isla indonesa llamó la atención del rey de Ubud. Fue éste quien le regaló un magnífico terreno para que edificara en él su casa y su museo, que hoy sigue custodiando gran parte de su producción.

Efectivamente, el Museo del Renacimiento de Blanco, entre las montañas de Bali, es un paraje mágico, expansión de la mente onírica de su creador.

Las pinturas de Blanco, sin embargo, tienen un lenguaje íntimo y sensual, que poco tienen que ver con el método paranoico daliniano. Enamorado del eterno femenino, dedicó su vida a descifrar sus secretos. Nos legó numerosos desnudos, conservados en su museo. SETDART presenta ahora una obra de gran valor artístico y sentimental, un retrato de la mujer del pintor, la bailarina balinesa Ni Ronji.
En esta acuarela, Blanco transmite la sensualidad y exuberancia de una figura que, sin embargo, preserva su misterio. Gracias a la destreza del dibujo, de los trazos aparentemente anárquicos pero deliberadamente precisos, la mirada de la dama queda velada entre nebulosas cromáticas que realzan su arcana belleza. Labios carnosos, párpados semicerrados… sensualidad extrema pero sin languidez efectista, logrado por el íntimo entendimiento entre el pintor y su amada.
Las obra de Blanco han alcanzado altísimas cotizaciones en subastas recientes. En numerosos casos, como la acuarela que nos ocupa, realizaba él mismo los marcos, porque para él eran parte de la obra.
35077902  ANTONIO BLANCO (Filipinas, 1912-1999).
“Venus de Bali”, retrato de la bella bailarina balinesa Ni Ronji, esposa de Antonio María Blanco.
Acuarela sobre papel.
Firmado en el margen derecho.
Marco diseñado por el artista en bambú para armonizar con la pintura.
Medidas: 40 x 50 cm.; 70 x 80 cm.(marco).
Antonio María Blanco fue un pintor de ascendencia española y estadounidense. Antonio nació en Manila, Filipinas. Inicialmente vivió y trabajó en Florida y California, Estados Unidos, hasta que se interesó en explorar las islas del Océano Pacífico que habían sido una fuente de inspiración para pintores como Paul Gauguin, José Miguel Covarrubias y otros antes de él. Planeaba ir a Tahití, pero el destino lo llevó a Hawai, Japón y Camboya, donde fue invitado de honor del príncipe Norodom Sihanouk. De Camboya fue a Bali en 1952 y se casó con una bailarina balinesa llamada Ni Ronji en 1953. Bali le dió a Antonio elementos que necesitaba para desarrollar sus dones artísticos: el hermoso paisaje, la atmósfera onírica del ambiente y el amor. Instalado en Bali, construyó una casa y un museo en Ubud que hoy conserva muchas de sus pinturas. Fue el rey de Ubud, Tjokorda Gde Agung Sukawati, quien le ofreció a Antonio la tierra sobre la que construyó la casa. Las mujeres son el punto focal de sus pinturas y uno podría decir que fue un pintor del eterno femenino, siendo su estilo romántico, expresivo y soñador. Blanco recibió numerosos premios, entre ellos el Tiffany Fellowship (premio especial de la Sociedad de Artistas de Honolulu), Chevalier du Sahametrai de Camboya, la Sociedad de Pintores de la Calidad de las Bellas Artes del Presidente Sukarno y el Premio de la Crítica de Arte en España. También recibió la orden de Cruz de Caballero del Rey de España Juan Carlos I. Muchos coleccionistas han apreciado sus pinturas, incluida la actriz Ingrid Bergman, la estrella de la telenovela mexicana Thalia (Ariadna Thalia Sodi Miranda), Sukarno (el primer presidente de Indonesia), Suharto (el segundo presidente de Indonesia), el ex vicepresidente de Indonesia Adam Malik, Prince Norodom Sihanouk, Michael Jackson y muchos más. Blanco Renaissance Museum se inauguró el 28 de diciembre de 1998 en su residencia, en un bello entorno, donde más de 300 obras de Antonio se exponen en orden cronológico para mostrar su desarrollo artístico. El edificio suntuoso e impresionante ofrece una visión del carácter teatral del artista. Emuló la extravagancia de Dali, a quien ha sido comparado.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies