// Un lote muy especial | Setdart Subastas
Setdart Subastas, contactanos en los Telf: +34 932 463 241 Y 936 247 055 Y en Madrid 91 764 73 26
 
 

Un lote muy especial

Escuela de Amberes, mediados del siglo XVII.
Círculo de FRANCKEN II, Frans (Amberes, Bélgica, 1581 – 1642).“La Flagelación de Cristo”.

Óleo sobre cobre.
Medidas: 71 x 87 cm; 109 x 125,5 cm (marco).

En su informe, Valdivieso indica que esta obra puede considerarse claramente como perteneciente a la escuela de Amberes del siglo XVII, y la fecha hacia 1640-50. Dentro de dicha escuela, el catedrático afirma que esta pintura puede vincularse al estilo del pintor Frans Francken II, precisando sin embargo que se trata de una obra realizada por alguno de los muchos discípulos y seguidores que tuvo.

La escena se resuelve en un salón del Pretorio de Jerusalén, en presencia de Pilatos. Allí se está flagelando a Cristo ante un concurrido conjunto de personajes, que aparecen en primer término elegantemente ataviados como muestra de su poder y autoridad. En segundo plano, tres sayones golpean a Cristo respaldados por una multitud de soldados y populacho. Dado que el episodio de la flagelación transcurrió de noche, varios soldados sostienen antorchas encendidas, y una lámpara con velas en su interior cuelga de lo alto de la estancia.

El pintor ha tratado con gran acierto el repertorio de gestos y actitudes de los personajes que se integran en la escena, y especialmente los variopintos y pintorescos vestuarios de gusto oriental que lucen los prebostes judíos y romanos, así como el propio Pilatos, que figura en primer término a la derecha. De esta manera, subrayando deliberadamente los aspectos descriptivos de la escena, el artista consigue transformar un tema que es primordialmente religioso en una escena decorativa en la que el episodio de la flagelación se diluye en una rica narración descriptiva. Tanto el aparatoso ambiente arquitectónico que sirve de escenario como los múltiples personajes que protagonizan la escena sirven para desdramatizar este trascendental momento.

A este intento se une la presencia del perro que, en primer plano, ladra a Cristo, recurso que también utilizan otros pintores al describir esta misma escena. Este detalle subraya, por otro lado, la soledad y el abandono del Redentor en medio de los gritos e improperios de la turba que le infringe un brutal castigo corporal.
El más fructífero de la familia Francken, Frans II, o el Joven, aprendió con su padre, Frans Francken el Viejo, cuyo estilo cultivó en un primer momento. En 1605 ingresó en el Gremio de Pintores de San Lucas de Amberes, iniciando así una carrera que llegaría hasta 1640, en la que se especializó en la pintura de gabinete.

Su aportación en este género fue de gran importancia, influyendo en artistas como Teniers. Su estilo parte del de Jan Brueghel de Velours, aunque también denota fuertes influencias de su padre y su tío, Hieronimus Francken. En sus primeras obras se aprecian deudas con el manierismo y la pintura del siglo XVI, tanto en la estructura de las composiciones como en el ritmo y la expresión de sus figuras. Incluyen, asimismo, referencias evidentes a la obra de artistas italianos como Rafael, Veronés o Zuccaro. Del mismo modo, se ha demostrado la utilización de estampas de Durero y Lucas de Leyden para algunas de sus figuras.

Si desea acceder a la subasta lo puede hacer a través del siguiente enlace:

 

Tags: ,

 

Más entradas en Artículos

 
 

Compartir esta entrada



 
 
 
 

Añadir un comentario

required

required

optional


 
 
Síguenos

Recibe las nuevas entradas de este blog en tu mail.

Únete a nuestros seguidores: