// Sebas Brau, modelador de genios flotantes | Setdart Subastas
Setdart Subastas, contactanos en los Telf: +34 932 463 241 Y 936 247 055 Y en Madrid 91 764 73 26
 

Sebas Brau, modelador de genios flotantes

“Ingravidez con zepelines”. ACCEDE A SUBASTA

“Ingravidez con zepelines”.

El taller del escultor Sebas Brau es un tablado mágico en el que van apareciendo funambulistas, saltimbanquis, comediantes, soñadores de toda índole. Sus personajes son transposiciones líricas de nuestras ansias de desafiar la gravedad, de escapar de las inercias prosaicas a las que nos sumen las obligaciones cotidianas.

Siempre transitan por encima o por debajo del común de la gente, aspirando a los más altos vuelos mimetizándose con las aves, pero también sumergiéndose como criaturas marinas en las profundidades del océano. En su mezcla de refinamiento e ingenuidad parecen asimilar caracteres dispares que abarcan desde el teatro shakesperiano y la Commedia dell’Arte hasta el espectáculo de variedades y las fábulas populares. La confluencia del espíritu feriante y la tradición literaria culta convierte a estos entrañables seres en genios anónimos, en expresiones de las inquietudes colectivas.

Brau no se apropia ni de poemas ajenos ni de cuentos populares, pues sus personajes alegóricos son pura invención suya. Pero se integran de modo natural en nuestro imaginario engrosando nuestro acervo de recuerdos vinculados a la infancia, revivificando un mundo mágico que permanece intacto en algún rincón de nuestra memoria.

Sin embargo, no hay ápice de sensiblería en el hombre con cola de pez que quiere ser lubina, en el sonámbulo que mantiene el equilibrio sobre una cuerda invisible mientras es guiado por simpáticas suricatas, en el encantador de jilgueros embutido en un traje hecho de nubes. Subyace en todos ellos una fuerte carga irónica que delata cierto desencanto ante tanta ingenuidad, que revela la imposibilidad de mantener la ligereza espiritual más allá de un instante. Pero es en ese instante en el que se concentra este virtuoso cincelador de sueños, congelando esos impulsos expansivos, momentos quiméricos de metamorfosis susceptibles de transformar al más osado en genio alado… o en grotesco macaco.

Así como sus personajes dominan el arte de la prestidigitación surcando espacios inconquistable para el público que los observa desde el suelo, también Brau conquista nuestra sensibilidad con el dominio virtuoso de su lenguaje plástico.

Anna Adell

Sebas Brau, datos biográficos

Equilibrio con esferas. PROX.SUB.

Equilibrio con esferas.

Sebastià Brau (Barcelona, 1972) estudió en la escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Cataluña. Complementó su formación en la escuela de artes aplicadas y oficios artísticos, de escultura, esmaltes y joyería. También realizó cursos de forja y moldes en la escuela taller Can Xatarra.

Participa en varias exposiciones colectivas en el Festival de escultura y mármol de Saint Beat. Celebra una exposición individual en el Hotel Atenea Apart Hotel de Barcelona y participa en colectivas de escultura de pequeño formato en la galería Arte Siesta de Barcelona . Participa en varios concursos de escultura rápida con hielo por parejas, siendo galardonado en dos años consecutivos con primer premio. Actualmente combina su creación escultórica con la producción de moldes para varios artistas y con la elaboración de prototipos escultóricos e industriales para diferentes marcas.

Su hondo conocimiento de las técnicas del modelismo y la joyería forjó en él una manera  particularmente exquisita de abordar la escultura, con el oficio propio del artesano más meticuloso. Brau hace el uso de la figuración realista para dar alas a una imaginación desbordante. Así, da vida a un mundo totalmente personal, impregnado de surrealismo, lleno de pequeños personajes que se mueven en un ambiente circense y teatral más onírico que real. Equilibrios imposibles, marionetas, disfraces delirantes, seres grotescos, animales insólitos, ornamentos florales que crecen descontroladamente y miniaturas a escala difícilmente imaginable para el común de los mortales. A medio camino entre el realismo mágico, la figuración más pura y la escultura en movimiento de Calder, Sebastià Brau nos propone un particular espectáculo escultórico.

Pin It

 

Tags: ,

 

Compartir esta entrada



 
 
 
 

Añadir un comentario

required

required

optional


 
 
Síguenos

Recibe las nuevas entradas de este blog en tu mail.

Únete a nuestros seguidores: