// Paolo Maggis, pintura en subasta hasta el 23 enero | Setdart Subastas
Setdart Subastas, contactanos en los Telf: +34 932 463 241 Y 936 247 055 Y en Madrid 91 764 73 26
 

Paolo Maggis, pintura en subasta hasta el 23 enero

From father to son. ACCEDE A SUBASTA

From father to son. ACCEDE A SUBASTA

33005962

MAGGIS, Paolo (Milán, 1978).
“From father to son“, 2010.
Óleo sobre lienzo.
Montado en bastidor grueso.
Firmado al dorso.
Se puede expedir certificado de autenticidad a petición del comprador.
Medidas: 116 x 89 cm.
Paolo Maggis vive entre Barcelona y Milán. Desarrolló parte de su carrera expositiva en Berlín, donde residió entre 2005 y 2008. A pesar de su juventud, está gozando actualmente de considerable reconocimiento. Estudió en la Academia de Bellas Artes de Brera (Milán). Expone habitualmente en Italia, Alemania y España. Participó en la 50ª ed. Bienal de Venecia. Entre sus exposiciones individuales citamos las celebradas en el Circolo Artistico Culturale de Ortisei (2012), Queen-Ann Gallery de Leipzig (2012); Marco Rossi Arte Contemporanea, Verona (2011), Marco Rossi Pietrasanta (2010); Marena Rooms Gallery, Turín (2008); Andrea Arte Contemporanea, Vicenza (2008); Galería Metropolitana, Barcelona (2007), Galerie Binz y Kraemer, Colonia (2006); Galleria Allegretti, Turín (2006), Museo della Permanente, de Milán (2005); Galleria Spirale, Verona (2005), Sarcinelli Palazzo, Conegliano Veneto, Treviso; Galería Beaker, Tampa, Florida (2004). Entre otras publicaciones, es el autor junto a Bigas Lunas de “Bioners” (2012, Carlo Cambi), recopilación del trabajo a cuatro manos de ambos artistas. Ha sido galardonado con los Premios Art First de Bolonia (2008) y Seat Pagine Bianche de Milán (2005).

Maggis extrae las imágenes de fuentes diversas (noticias de prensa, álbumes de fotos, fotogramas fílmicos, internet…) y las muestra descontextualizadas, despojadas de detalles superfluos, filtradas por sus propios recuerdos. Mediante escorzos, primeros planos y paisajes corridos nos hace detener la mirada sobre fragmentos subestimados de la realidad huidiza, redescubriéndonos la belleza condensada en cada gesto. Sus lienzos parecen haikus cromáticos, parpadeos lumínicos rescatados de posos de memoria en los que lo individual se imbrica con la memoria colectiva. Así, el abrazo paterno-filial de este cuadro nos subyuga al evocar, con un impecable dominio técnico, sensaciones difusas pero intensas que proceden tanto nuestras vivencias como de referencias literarias y fílmicas compartidas. El ceño fruncido por la emoción, la luz reincidiendo sobre la mano trémula y subrayando la transitoriedad de ese instante pasional, la entrega sosegada del hijo… conforman una imagen sublime por su sencillez que nos interpela directamente a los sentidos, sin artificio esteticista.

Pin It
 

Tags: ,

 

Más entradas en Artículos

 
 

Compartir esta entrada



 
 
 
 

Añadir un comentario

required

required

optional


 
 
Síguenos

Recibe las nuevas entradas de este blog en tu mail.

Únete a nuestros seguidores: