// Ramon MARTÍ ALSINA (Barcelona, 1826 – 1894). "San Juan Bautista". | Setdart Subastas
 
 

Ramon MARTÍ ALSINA (Barcelona, 1826 – 1894). “San Juan Bautista”.

Ramon MARTÍ ALSINALote en subasta:

MARTÍ ALSINA, Ramón (Barcelona, 1826 – 1894).
“San Juan Bautista”.
Óleo sobre lienzo.
Firmado en el lateral derecho.
Medidas: 158 x 105 cm; 184,5 x 132 cm (marco).
Obra catalogada en el Institut Amatller d’Art Hispànic, con el nº ref. 01361001, obj. nº 43318.

 

En este lienzo Martí Alsina representa a San Juan Bautista siguiendo modelos clásicos de la Historia del Arte, utilizados ya desde el siglo XVI. Maestros como Murillo, José de Ribera o Caravaggio difundieron un modelo iconográfico que presenta al santo sentado, en un entorno de paisaje, acompañado por un cordero y en ocasiones abrazándolo, en representación simbólica de su amor por Cristo. El santo suele aparecer como aquí vemos, vestido con pieles, en soledad, portando el lábaro con la cruz y la filacteria. Martí Alsina busca su inspiración por tanto en el barroco español, y de hecho utiliza un lenguaje naturalista y en cierto modo claroscurista directamente relacionado con la pintura barroca española. Sin embargo, a las formas clásicas se une un tratamiento del color puramente impresionista, que se aprecia especialmente en las rocas y en el fondo, un cielo turbulento y plomizo iluminado por una luz enigmática y simbólica.

Considerado hoy en día como la figura más importante del realismo español, Martí Alsina se enmarca dentro de la vanguardia europea del momento. Revolucionó el panorama artístico español del XIX, fue pionero del estudio al natural, y creador de la escuela catalana moderna, así como maestro de toda una generación, con discípulos de la importancia de Vayreda, Urgell o Torrescassana. Inició sus estudios en Filosofía y Literatura, alternándolos con las clases nocturnas de la Escuela de Bellas Artes de Barcelona hasta 1848. Finalizado este primer aprendizaje y decidido por la pintura, da sus primeros pasos en la comarca del Maresme, donde comenzó a ganarse la vida haciendo retratos de estilo naturalista y paisajes a “plen air”. A partir de 1850 su carrera artística se afianza, en 1852 ingresa como profesor de dibujo lineal en la Escuela de la Lonja de Barcelona, y dos años después pasó a impartir dibujo de figura, puesto que mantuvo hasta la ascensión al trono de Amadeo de Saboya. En 1853 viaja a París, donde visita el Louvre y se familiariza con la obra de Horace Vernet, Eugène Delacroix y el romanticismo francés.

Más adelante conocerá la obra de Gustave Courbet, el mayor exponente del realismo. En 1859 fue nombrado académico correspondiente de la Academia de Bellas Artes de Sant Jordi de Barcelona. Su primera muestra importante fue la Exposición General de Bellas Artes de Barcelona de 1851. A partir de ese momento expondrá con regularidad en Barcelona, Madrid y París, y fue invitado a la Exposición Universal de la capital gala de 1889. Entre sus premios destacan las medallas obtenidas en las Exposiciones Nacionales de Madrid, tercera en 1858 con la obra “Último día de Numancia” y segunda en 1860 con su paisaje. En sus últimos años vivió recluido, centrados sus esfuerzos en la búsqueda de nuevas formas de expresión, con una pincelada deshecha próxima al impresionismo. Entre sus temas encontramos numerosos paisajes y marinas, vistas urbanas (especialmente de Barcelona), retratos y figuras humanas, escenas costumbristas, temperamentales desnudos femeninos, pintura de historia y escenas bíblicas. En pocas ocasiones se dedicó al bodegón, aunque también pintó algunos de ellos. Se conservan obras de Martí Alsina en el Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza, el Nacional de Arte de Cataluña, el MACBA, el de la abadía de Montserrat y el de l’Empordà, en Figueras.

 

ACCEDE A LA SUBASTA

 

 

Tags: , ,

 

Más entradas en Lotes Selectos

 
 

Compartir esta entrada



 
 
 
 

Añadir un comentario

required

required

optional


 
 
Síguenos

Recibe las nuevas entradas de este blog en tu mail.

Únete a nuestros seguidores: