// Leandro Erlich en Fundación Telefónica | Setdart Subastas
Setdart Subastas, contactanos en los Telf: +34 932 463 241 Y 936 247 055 Y en Madrid 91 764 73 26
 

Leandro Erlich en Fundación Telefónica

changing rooms

changing rooms

Leandro Erlich (Buenos Aires, 1973) es conocido por por juegos de perspectivas, paradojas laberínticas… que nos proporcionan una experiencia inmersiva del espacio.

uno de de los artistas argentinos con mayor proyección internacional.

A través de la ilusión óptica rompe nuestros esquemas perceptivos. Sus instalaciones amenazan nuestras certezas temporales, provocan al espectador alterando sus puntos de referencia físicos y le conducen a la estupefacción y la confusión, forzándole a relativizar su posición entro lo real y lo artificial, la lógica y la imagen.

Esta obra se inaugura en un momento en que el arte latinoamericano cobra cada vez mayor importancia en la escena internacional, como así lo indica la presencia de Argentina como país invitado en ARCOMadrid 2017

Erlich presenta en Espacio Fundación Telefónica, en el marco de la propuesta Certezas efímeras,- de sus dos instalaciones más representativas: Nido de las Nubes y Changing Rooms. Ambas piezas aúnan de manera excepcional la mayoría de las características que hacen única la producción de este artista; ambas contraponen experiencias y se complementan.

A pesar de la diversidad de formatos y planteamientos presentes en toda la obra del artista argentino, podemos identificar algunas claves, estrategias e influencias que definen el conjunto de su trabajo:

Arquitectura y estudio del espacio. Y es que la obra de Erlich se encuentra íntimamente relacionada con los procesos y formas de expresión propias de la arquitectura. El dominio de los usos del espacio y la reflexión en torno a su conceptualización están presentes en la mayoría de sus piezas.

Nubes.

Nubes.

Lo ilusorio. El artista construye escenas y lugares, pero a la vez paradojas visuales, un recurso que le ha llevado a ser conocido como el “arquitecto de lo incierto”. En todas sus obras hay siempre un truco que el visitante tiene que descubrir.

Habitar lo cotidiano. Incorporando elementos de uso cotidiano (ascensores, mapas, piscinas, probadores, ventanas…), objetos que forman parte de nuestro imaginario colectivo, resignificados en su obra. De ese modo, Erlich construye nuevas narrativas que derrumban los esquemas con los que interpretamos la realidad.

Simplicidad, accesibilidad y diversión. La mayoría de sus piezas son imágenes, espacios y ambientes abiertos a la posibilidad de infinitas interpretaciones. La accesibilidad y la simplicidad son fundamentales a la hora de abordar su obra.

Su obra no puede ser entendida sin hacer alusión al escritor argentino Jorge Luis Borges. De él toma la forma en la que multitud de escenas coexisten y la insinuación de que hay una realidad más allá de la que conocemos.

El cine es otro de sus referentes: Hitchcock, Polanski y Lynch… De ellos toma el uso de lo cotidiano como escenario donde crear un mundo de ficción.

En Changing Rooms el espectador penetra en un laberinto e interactúa con el espacio y el resto de visitantes. En Nido de las Nubes, el autor nos invita a una contemplación tranquila y una reflexión en torno a los sistemas de representación.

En ella se propone al espectador la experiencia de adentrarse en una especie de laberinto mágico en el que falsos espejos ofrecen la imagen de otros espectadores donde uno esperaría encontrarse a sí mismo. Una participación interactiva donde el espectador se desorienta buscando su propio reflejo. Aunque muy distinta en su forma, esta pieza juega con conceptos similares a Nido de las Nubes, invitándonos a cuestionar la funcionalidad de un espejo y causando un desencuentro entre lo que la mente espera y el ojo ve.

Nido de las Nubes sugiere un conjunto de nubes que parecen flotar en el aire evocando la forma de distintos países. Jugando con la fugacidad implícita en las formaciones nebulosas y el reconocimiento en ellas de un territorio concreto, Erlich cuestiona la idea de frontera y su permanencia.

La exposición podrá visitarse hasta el 23 de abril 2017 en Fundación Telefonica.

 

 
 

Compartir esta entrada



 
 
 
 

Añadir un comentario

required

required

optional


 
 
Síguenos

Recibe las nuevas entradas de este blog en tu mail.

Únete a nuestros seguidores: