// Emilio Subirá, entrevista | Setdart Subastas
Setdart Subastas, contactanos en los Telf: +34 932 463 241 Y 936 247 055 Y en Madrid 91 764 73 26
 

Emilio Subirá, entrevista

me painting 2Veo en tus engendros caricaturescos dos tipos humanos, por un lado seres ovejunos atrapados en el redil social (embutidos en trajes de oficinistas, empresarios…), y por otro, aquellos rebeldes que como ovejas descarriadas escapan del redil pero acaban igualmente dislocados, desquiciados. ¿Hay salida?

¿Y como escapar del fuego cruzado informativo del que somos presos? Esos dos tipos a los que aludes no son más que dos caras de la misma moneda.
Hay algo inherente al raciocinio, esto es, la elección.  Vivimos y viviremos entre información, a menudo contradictoria, que tenemos que digerir y nuestra vida y nuestra persona se va configurando según aceptamos como válida una información u otra, y por supuesto nunca disponemos de toda la información existente por mucha que nos bombardee o busquemos. Toda esta construcción es en gran medida casual, nos la vamos encontrando en nuestro camino y elegir entre ellas a su vez depende de millones de factores personales. Por eso para mi no se trata tanto de juzgar o diferenciar entre enchaquetados o rebeldes como evidenciar el hecho de la imposibilidad de la verdad absoluta y el fuerte conflicto que genera nuestra condición de seres racionales libres de elección aferrados a verdades de humo en un mundo  carente de certidumbres, independientemente de la verdad que hayamos aceptado.

Tu fauna humana y tus comentarios políticos velados transmiten una actitud que podríamos llamar punk. Si este movimiento de protesta nació como revulsivo contra una sensación de ahogo ante el conservadurismo en la era Reagan, la desconfianza en la democracia y en el futuro… son sentimientos generacionales de los que ahora muchos artistas se hacen eco ante el auge del neoliberalismo y la crisis humanitaria consecuente. Parafraseando una exposición reciente celebrada en CA2M, los rastros del punk articulan de algún modo tu lenguaje visual?

Lote 35034920.PROX.SUB.

Lote 35034920. ACCEDE A SUBASTA

Como bien dices hay un paralelismo claro entre aquella coyuntura histórica que dio lugar al punk y la situación actual, es la reacción lógica del deseo de respirar después de estar a punto de la asfixia.
Desde mi punto de vista, el punk representaba la expresión de un sentimiento de libertad tribal más allá de la tendencia o el mero inconformismo. Y cuando digo tribal hablo del ser humano ancestral, una llamada a aligerar el peso de la sociedad cada vez más burocrática y maquinal, y menos humana.
Existe esa llamada de atención en mi obra, la idea de que nos estamos alejando cada vez más del individuo para ponernos al servicio de enormes seres abstractos creados y formados por nosotros mismos con el fin inicial de servirnos pero que han escapado a nuestro control y ahora se alimentan de nosotros. El neoliberalismo solo parece trabajar en la dirección de hacer ese control irrecuperable.
La política es ineludible si tratas la temática de la masa y la relación entre grandes grupos, por eso es que aparece en mi obra, aunque yo siempre pretendo ir algo más allá, a la raíz de todo, más allá de la política, esta es solo un subproducto en mi trabajo.
Reivindico al individuo frente a la uniformidad y la masa, y creo en la complejidad de un mundo de mundos. No sé hasta que punto hay punk en todo esto, pero supongo que algo hay.

Como decía Huxley (Revisiones de un mundo feliz), la inadaptación social es indicativa de sensatez individual ante un mundo insensato. Sus palabras recurren a mi cuando observo la galería de seres alienados a los que das vida.

El espíritu crítico es el motor del desarrollo social, no así del desarrollo económico que parece apostar más por la alienación social como combustible. Esta dicotomía hace que vivamos inmersos en una especie de tensión constante entre el hedonismo conformista que impulsa la maquinaria ultra-capitalista por un lado y los románticos ideales elevados de carácter cultural que tradicionalmente siempre nos han acompañado, aunque a veces a duras penas.
Ha sido el espíritu crítico, nacido de alguna manera de la inadaptación (puesto que adaptarse significa adecuarse a las circunstancias y no precisamente adaptar las circunstancias a uno), el que ha cambiado el mundo. Por esta razón nunca deberíamos dar nada por hecho o irreversible y debiéramos siempre estar en guardia contra esta alienación que como bien dices yo intento evidenciar, para así salvaguardar nuestros triunfos éticos.

Inventas géneros mixtos entre pintura y escultura con esas figuras con cabezas en forma de cuadros, en los que el lienzo en blanco sería trasunto de la mente que va llenándose de pinceladas, manchones, impresiones, emborronamientos… que acaban configurando lo que somos. ¿Es así?

Completamente, es exactamente esa la idea que originó estas series y que de hecho salpica desde entonces toda mi obra pictórica. Se trata efectivamente de una metáfora donde la mente es un lienzo vivo en constante formación y las pinceladas y gestos configuran una determinada personalidad y un mundo mental, como lo hacen en el mundo real nuestras vivencias, en contraposición a un cuerpo escultórico, material y físico que alude al disfraz de la apariencia y que a veces simplemente cuelgan de estás cabeza como meros accesorios, y otras veces se pasean por el espacio acotado de un marco que les aprisiona.

¿El humor es para ti una herramienta para neutralizar el pathos?: en la serie pictórica se aprecia la influencia del existencialismo baconiano, pero el patetismo de Bacon queda neutralizado mediante un humor satírico que bebe del cómic underground.

Emilio SubiráEl expresionismo Baconiano formal que mencionas viene dado por la intención de dar una dimensión psicológica de mutabilidad e inestabilidad. Es una herramienta de representación con la que pretendo ir más allá de la mera apariencia física y que sigue la senda de lo que apuntaba en tu anterior pregunta. Esta idea o rasgo estilístico es para mi algo así como el gran tema general articulador , la excusa pictórica, del que nacen los subtemas de cada obra particular donde el sarcasmo y la ironía suelen estar muy presentes. Las contradicciones de la existencia que algunos filósofos han venido a llamar “el absurdo” son para mi el germen de este humor que trata de ridiculizar nuestras poses a veces tan serias, llevándonos al terreno lo ridículo, a nuestra insignificancia.
Hay algo de cinismo, algo de nihilismo, algo de enfrentarse a lo “terrible” con filosofía y humor, algo de “reírse de uno mismo” y por lo tanto mucho de cómic underground.

Por último, ¿cómo valoras la plataforma de Setdart como portal de difusión y sistema de subastas?¿La recomendarías a otros artistas?

Emilio SubiraMuy positivamente, es una magnífica herramienta para poner en contacto a artistas y coleccionistas con una mediación eficaz y bastante justa si me apuras. Es una gran ayuda para fomentar el coleccionismo contribuyendo a hacer el arte más accesible al gran público. La recomiendo sin duda.

ACCEDE A LA INFORMACIÓN BIOGRÁFICA SOBRE ESTE ARTISTA

Entrevista a cargo de Anna AdellEmilio Subirá

Oyster boy.

Oyster boy.

Pin It
 

Tags: ,

 

Más entradas en Arte Actual

 
 

Compartir esta entrada



 
 
 
 

Añadir un comentario

required

required

optional


 
 
Síguenos

Recibe las nuevas entradas de este blog en tu mail.

Únete a nuestros seguidores: